Como evitar robos



¿Cómo evitar los robos en casa durante el verano?

  • El período estival, el favorito para el allanamiento de inmuebles. Sólo en Madrid se producen más de 145 robos diarios

  • Es recomendable emplear medidas disuasorias como aparentar que la casa sigue habitada y no publicar la marcha de vacaciones





     
  • Ver más





¿Cómo evitar los robos en casa 
durante el verano?
  • El período estival, el favorito para el allanamiento de inmuebles. Sólo en Madrid se producen más de 145 robos diarios

  • Es recomendable emplear medidas disuasorias como aparentar que la casa sigue habitada y no publicar la marcha de vacaciones







     
  • Ver más




Sol, calor, descanso, playa, montaña, etc., son los protagonistas del verano. Los más afortunados no pisarán sus casas durante estos meses pero, ¿cómo saber si se deja la casa a salvo para que nada ni nadie estropee las merecidas vacaciones?
Sólo en Madrid, durante esta época se producen más de 145 robos diarios entre 6,5 millones de habitantes, según los datos de la Secretaría de Estado de Seguridad, Policía Nacional y Guardia Civil. Para tratar de solventar esta problemática, Cerrajeros Madrid 24 horas ofrece algunos consejos esenciales para poder marcharse de la ciudad con la tranquilidad de que el hogar permanece protegido.


  1. Nunca dar pistas sobre si la casa está vacía. Las redes sociales se han convertido en un diario en el que los usuarios publican constantemente dónde se encuentran y cuáles son sus próximos planes. Hay que tener especial cuidado y esperar a volver a casa para publicar en redes sociales las fotos de las vacaciones. No sabes quién lo está viendo.
  2. Que parezca que hay gente en casa. Si no disponemos de persianas automáticas que se pueda programar que cambien de posición, pedirle a un amigo o familiar que se pase por casa y las mueva de vez en cuando. Además, los programadores de luces son un sistema barato y eficaz, ya que permiten programar los mecanismos para que se enciendan y se apaguen las luces a distintas horas.
  3. Observar que no nos han marcado la casa con algún símbolo extraño. Los ladrones utilizan un lenguaje de símbolos marcados en las puertas de las viviendas que indican si es fácil entrar o no, si hay alguien dentro, si están de vacaciones etc. Antes de salir de viaje, hay que fijarse bien si la puerta tiene algo grabado con un objeto punzante o marcado con tiza.
  4. No decir que se va a realizar un viaje ni la duración del mismo. Al igual que en las redes sociales no se sabe quién ve lo que se publica, en la calle no se sabe quién escucha lo que se dice. Hay que evitar los comentarios con los vecinos o las grabaciones en los contestadores indicando que la casa está sola.
  5. Dotar a la vivienda de todas las medidas de seguridad posibles. Se deben asegurar las puertas y ventanas con todos los sistemas disponibles y, si fuese necesario, contratar un profesional para que dé su opinión sobre lo seguro que es el domicilio.
  6. Dar a la vivienda aspecto de seguridad para disipar a los ladrones. La puerta tiene que ser, o al menos aparentar, ser más segura que la de los vecinos (se puede conseguir con cerrojos adicionales, pegatinas de empresas de seguridad, etc.)
  7. Cuantos más obstáculos, mejor. Los cerrojos invisibles son una opción muy eficaz.
  8. Evitar dejar en casa cosas de mucho valor. Intentear no dejar joyas, dinero o chequeras junto a documentos firmados.
  9. En definitiva, lo mejor es que la casa parezca habitada e impenetrable y, si además se pueden poner los medios necesarios para que además de aparentarlo lo sea, ningún ladrón truncará las vacaciones.